Consejos para una conducción eficiente

Comentarios desactivados en Consejos para una conducción eficiente
Consejos para una conducción eficiente

Gracias a los avances realizados por la industria automovilística en las última dos décadas, hoy en día no es difícil hablar de coches de uso diario con consumos de combustible inferiores a los 5 litros/100 kms, algo que parecía imposible apenas unos años atrás.

La reducción de las emisiones de CO2 así como minimizar el uso de combustibles fósiles es una prioridad de esta industria en la actualidad, aplicando en los vehículos soluciones como los sistemas Start & Stop o pequeños motores eléctricos que mueven el automóvil en circulación urbana.

Pero como conductores, nosotros también podemos ayudar a mejorar la eficiencia de los vehículos realizando un tipo de conducción llamada conducción eficiente.

Os ofrecemos a continuación algunos trucos y consejos para una conducción eficiente que podéis aplicar en la conducción diaria y que dan como resultado una circulación más segura y con mayor confort.

Arranque del vehículo

Mientras que los motores de gasolina permiten iniciar la marcha justo después de arranque, los automóviles diesel necesitan de unos segundos en parado para empezar a funcionar correctamente antes de iniciar la circulación. Esperar unos 20 segundos con el motor en marcha y el coche parado permitirá un mejor funcionamiento del motor, especialmente a aquellos que incorporan turbo.

Cambio de marchas

La conducción eficiente radica en su eje principal en el buen uso de la caja de cambios, eligiendo en todo momento la marcha más adecuada para la circulación. Esto significa que la 1ª marcha tan sólo se debe usar para iniciar el movimiento del coche, que se debe subir marcha cuando el coche ronde las 2000 rpm (un poco más en el caso de los gasolina, un poco menos en los diesel) y que, en general, se puede circular con una marcha larga sin revolucionar en exceso el automóvil. Recordamos que las marchas largas son esenciales para gastar menos carburante.

Pero esta técnica supone también que el conductor debe estar atento a las reacciones de su vehículo y actuar en consecuencia. De nada vale querer practicar una conducción eficiente si se circula en 5ª marcha a 60 km/h, ya que el coche estará a un nivel de revoluciones muy bajo, dará tirones y no mejorarán ni el consumo ni el confort de los ocupantes.

Velocidad

Parece un consejo obvio, pero nunca está de más recordar como uno de los consejos para una conducción eficiente que mantenerse por debajo de los límites legales de cada vía por la que circulamos ayuda a disminuir los consumos de combustible. Recordamos que en entornos urbanos como Barcelona ya se han implantado zonas de velocidad variable, en que el límite de velocidad cambia en función no solo del tráfico, si no también de las condiciones atmosféricas. Esto significa que, de cara a reducir el nivel de emisiones de CO2 de los automóviles, la velocidad máxima se puede ver reducida en épocas de sequía donde el ambiente esté cargado.

Atención total al volante

Puede parecer irrelevante, pero una conducción eficiente radica también en una predisposición por parte del conductor. Si este se distrae por cualquier motivo, la conducción eficiente pierde su razón de ser, además de que las distracciones al volante aumentan de manera exponencial el riesgo de accidentes.

Por ello, la velocidad del vehículo debe ser lo más uniforme posible, evitando acelerones y deceleraciones bruscas. Anticiparse a posibles acciones del resto de conductores puede ser esencial para disminuir el consumo, algo que es sencillo de lograr dejando una distancia de seguridad adecuada con los coches que nos preceden, evitando situaciones con posibles frenazos y acelerones.

Estos son tan sólo algunos de los Consejos para una conducción eficiente, pero existen muchos más.

Fuente: quadis.es

Author: veox

Comments are closed.